La ilusión de un escritor

              Primera página en blanco, comienza una aventura que se abre ante tus ojos. Es la posibilidad de crear. El arte de formar una historia de la nada, un arte importante para quien escribe. La creación sale del alma, de vivencias propias, de alegrías o desdichas y un arte importante ya que quedará para el resto de generaciones.
              La ilusión de un escritor, es poder tener ese ratito a solas frente a la pantalla o a una hoja de papel. Donde puede decir lo que quiera sin miedo a ser juzgado. Siempre hay algo de quien escribe reflejado entre las palabras, donde no cabe la decepción, donde se entrega la confianza plena. Donde se disuelven los problemas.
           Inversión de paciencia y horas de esfuerzo, que solo un escritor puede entender. Combinado con un trabajo para pagar facturas. Es difícil vivir de lo escrito, algo que también entenderán los que escriben. Pero quienes lo hacen por amor y no lo hacen por dinero, disfrutarán con cada palabra, cada página, cada libro. Aun sabiendo que no dejará resultados suficientes para abandonarlo todo y dedicarse a ello. Pero siempre hay ilusión, y mientras tanto siguen escribiendo.
la ilusion de un escritor
Fotografía: Alejandro Alfonso
           Hablo de la escritura porque es lo que hago, pero también conozco otras personas que se dedican a la música o a la pintura,por ejemplo y casi siempre se coincide en lo mismo
          Cuando una mujer pasa de los treinta años y le preguntan una y otra vez; ¿cuándo te vas a casar? ¿Cuándo vas a tener hijos? , o se te va a pasar el arroz…, y aunque esa mujer no quiera hacer ni una cosa ni otra, sigue aguantando los mismos comentarios de siempre. Un escritor también se cansa de escuchar la misma pregunta; ¿y tú cuanto ganas?. Los escritores lo sabemos, para el resto les digo que muy poco, estoy hablando en términos generales, entiéndase, quitemos a best sellers. Hablo del escritor de a pie de calle. Como el músico que hace bolos, o el artista que pinta preciosos cuadros al óleo y los enseña en algún local comprometido con el arte.
           Y si, aún así, el escritor sigue escribiendo. Hay libros que se escriben en un año, otros en tres, y hay otros que llevan décadas. Ese esfuerzo solo lo entiende el que escribe, no el que dice que un libro es caro. Con lo único que esta pagado un libro para quien lo crea, es la ilusión, las tardes de invierno en la habitación con una taza de café, con una copa de vino, o agua…, cada uno a lo suyo. Escuchando música de fondo, alguna música clásica, otros música zen, otros en silencio y otros escuchando alguna música extraña difícil de entender. Pero cada cual sabe lo que se siente cuando pasa a la siguiente página, al siguiente capítulo, cuando por fin encuentra un final. Y sonríe.
           He conocido a grandes personas en este camino y las que me quedan aún por conocer. También  a algún pirata con pata de palo, que no falten. Y he oído disparates de todo tipo en este mundo de locos.
           Me gustaría saber tu opinión, tanto si escribes como si te dedicas a crear otro tipo de arte. Comparte con el resto tus ilusiones, vivencias y experiencia propia.
“Escribir es soñar y crear tu propio sueño”
Bss.
Asun.
el baul de los sueños
El baúl de los sueños Asun Muñoz
Anuncios

3 thoughts on “La ilusión de un escritor

  1. Comparto tu escrito, me dedico a la música y como bien dices no da para ganarse la vida (excluyamos a quienes ya sabemos ) e incluso tengo que cantar canciones que no me gustan, pero cuando canto para mi o para mis amigos, eso…eso es otra cosa. La inspiración, común en todos los artistas no se puede buscar, o está o no está, o viene o se queda quien sabe dónde, pero quienes hemos llegado a tocarla, sentirla y disfrutar de ella solo podremos decir qué se siente al tenerla y es sencillamente …maravilloso.

  2. Yo pinto al óleo, dibujo, canto (sólo bajo la ducha), hago poesías y escribo pensamientos y relatos. Y, económicamente hablando…, no me como ná de naaaaá, jajaja
    Eso sí, me lo paso BOOOMMMBAAA.
    Yo creo que hay que escribir, pintar o expresarse de la manera que sea por TRES RAZONES IMPORTANTES. En realidad hay miles, millones de razones; pero importantes, importantes, lo que se dice importantes, hay tres. Para que veáis que no me guardo ni las mijitas del final del paquete de Pringles, ahí van:
    1. La primera razón para crear es que nos ayuda a clarificar nuestro interior, a pensar, a conocernos. Escribir es como comprar una brújula en la que el Norte eres tú mismo. Es curioso que uno nunca llegue al centro de sí; uno de mis alias es Northless
    2. La segunda razón es que te ayuda a crecer como artista y a conocer extraterrestres como tú. Esto es, gente tan rara y tan luminosa como tú. Los artistas somos un pueblo alienígena que necesita contactar con sus semejantes de vez en cuando, si no quieres que te encierren en el frenopático más cercano. Crear te lleva a creer. Creer en ti. Creer te hace crecer. Y, al crecer, como en la vida, te multiplicas. En obras y en amistades.
    3. La tercera razón es que la televisión es un puto coñazo. Lo digo en serio. Hace poco, ante un dibujo muy currado, un amigo me dijo: “joder, tío, debes haber echado un montón de horas ahí… Yo sería incapaz”. Yo le respondí: “¿Y qué tan bueno echaban en la tele, tío? Pues nada, hombre, sigue ahí, pasándolo de coña” Es básico. Escribir, pintar o leer son tres maneras de tener orgasmos sin efectos secundarios. Hacer sudokus no cuenta, no seáis. Puede que la alternativa natural para tener orgasmos sea preferible al método creativo. No voy a ser yo quien diga lo contrario. Pero lo cierto es que, a partir de la quinta vez al día, resulta bastante agotador. Será por las gotas..
    Pues eso, que hay que hacer cositas. Que la vida no son dos días, como dicen los gafes, los cenizos, los vendedores de seguros y demás gentes de mal perder. La vida son alegrías y más alegrías. Y unos cuantos tortazos, para bajarnos de la parra, también. Pero las alegrías hay que currárselas.. Y, cuando eres feliz de esta manera, las hostias ya… como que duelen menos. No sé, se llevan los moratones…, hasta con elegancia.
    Otra razón, y ya me piro, es hacerlo “por motivos religiosos”. Parece una chorrada, pero cuando empiezas a creer en tí, te empiezan a sobrar las religiones. Son como sarpullidos que ya no hay que rascarse. Hace unos días escribí esta definición de Dios, para una novela (que estoy ya acabando, menos mal: es que, con todos mis respetos, acabar un libro es mejor que empezarlo. A mí, al menos, me sienta mucho mejor :)):
    <>
    Pues eso, que para llevar enchufadas unas patas como esas siempre hay tiempo. Yo llevo pinchados en la cabeza un pincel y un bolígrafo. Así todos saben que soy un marciano feliz.

  3. (La copié de mi fb pero no salió la definición de Dios; Dios es que produce estreñimiento. Extrañamiento también. La reescribo):

    Dios, zoológicamente hablando, no es mas que un extenso parásito; un miriápodo kilométrico cuya única razón de existir reside en su propio crecimiento. Pues discurre…, discurrido: haciendo reposar sus extremidades hematófagas sobre las cabezas humanas que piensan su idea y conforman su apariencia, va avanzando por la Historia como si trepara una escala de minutos o de siglos.
    Un ateo es un pie fallido de ese dios.
    Un creyente, sus futuros pasos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s