Fluir

         Fluir está orientado al presente, mientras que el control se orienta al futuro y al pasado
         Una forma de ganar bienestar y calidad de vida, dejarse fluir con la vida, no oponerse a lo que nos sucede y aceptar la realidad interna y externa, sin querer exigirle al universo lo que creemos que es nuestro.
        Fluir te lo facilita todo, vale para cualquier faceta de la vida, para los negocios, para emprender, para relacionarnos con el exterior.
        En la vida van sucediendo momentos buenos, malos o regulares, según tu juicio, continuamente. Seguro que conoces a alguna persona que parece que no se altera, que todo le va bien en la vida, seguro que esa persona es una de las que sabe fluir con la vida.
         Esta influencia que nos llega desde Oriente desde hace medio siglo, está cada vez más aceptada en Occidente, aunque a algunos aún les cueste trabajo la aceptación y el desapego.
        Cuando quieras conseguir algo en tu vida, enfócate conscientemente en ello, el universo pondrá delante de ti caminos y herramientas necesarias para que lo consigas, tan solo déjate llevar, haz como si fueras un imán con las circunstancias y sin forzar nada fluirás.
        Esto no significa pasarlo siempre bien, sino más bien adaptarnos a las circunstancias de la mejor forma posible, es decir, aceptar nuestras emociones, ante cualquier situación inesperada y a continuación tomar las riendas y actuar. No poner resistencia.
_dsc0567
Fotografía: Alejandro Alfonso
         La humanidad va acercándose poco a poco a la sabiduría de la aceptación, no se trata de resignarse, sino como pérdida de la urgencia y de querer controlarlo todo.                      Vivir más relajados es la única forma de vivir más y mejor, ya que la frustración por no poder cambiar muchas cosas forma parte de nuestra vida.
          Estar consciente es importante para poder fluir con la vida, si te pegas todo el día dormido deambulando no vas a enterarte de las señales que puede mandarte el universo para así saber qué acciones tomar.
          Para saber si estás fluyendo o no, párate un momento a observarte; si tienes sentimientos de enfado, envidia o sientes que estás haciendo mucho esfuerzo por cambiar una situación, no estas fluyendo. Si por el contrario, te sientes bien, tranquilo, con capacidad de ir cambiando lo que puedes y adaptándote a las situaciones sin mayor inconveniente, entonces si estas fluyendo.
“Cuando entiendas que no se trata de luchar, sino de aceptar y fluir habrás entendido la vida”
Bss.
Asun.
_dsc1101
El Baúl de los sueños. Ed. Palibrio
https://www.amazon.es/Baul-Los-Suenos-Asun-Munoz/dp/146336962X
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s