Volver a caer.

          La Resiliencia, se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas. Cuando un sujeto o grupo es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por éstos. Actualmente la resiliencia se aborda desde la psicología positiva la cual se centra en las capacidades, valores y atributos positivos de los seres humanos y no en sus debilidades y patologías, como la psicología tradicional.
            Actualmente podemos ver a nuestro alrededor o en nosotros mismos casos desastrosos en la vida. Fracasos laborales y emocionales, debido a factores externos como la situación económica, y el estado social actual, lleno de caos y prejuicios, donde la lealtad es a veces es algo que carece y estamos acostumbrados a la crueldad, falsedad e interés.

Volver a caer

            Atados de pies y manos.
            Luchamos, peleamos, intentamos hacer las cosas lo mejor posible, nos estabilizamos un poco dentro del fatídico estado en el que nos encontramos y volvemos a caer. La subida se hace muy costosa, nos cuesta fuerza física y psíquica, lucha constante contra nuestros pensamientos cada vez más negativos y pesimistas. Esa lucha es la peor, la lucha contra nuestra propia mente.
            Hace un tiempo conocí a una mujer, que llorando me decía que veía el mundo muy negro, sus ojos me transmitieron pena, decepción y derrota. Tal como escuche esas palabras que a mi me pusieron en alerta por la situación tan grave en la que vi que esta mujer se encontraba, le dije que no podía pensar así, vivía en una ciudad de costa, la invité a que saliera a dar un paseo , justo era salir de su casa y toparse con el mar de frente, le dije que caminara, tranquila, era afortunada por vivir donde vivía y que se calmase un poco. Acto seguido me contesto, que cuando salía a caminar, lo único que veía era hambre y miseria.
            Esta señora estaba en estado depresivo. Le pregunté que le había pasado para que lo viera todo así, y me comentó que acababa de sufrir un infarto cerebral que la había dejado sorda de un oído, también me comentó que su hija había estudiado periodismo y se encontraba sin trabajo. Intenté de nuevo animarla, debería sentirse afortunada por que el infarto podría haberla dejarla muchísimo peor y su hija aun era joven, y seguro que pronto encontraba trabajo.
            Me dio mucha pena, porque cuando se llega a este estado, por mucho que vivamos cerca del mar, por mucho que nos hayamos salvado de la muerte y por mucho que nuestra gente de alrededor nos quiera. Si en nuestra mente están los pensamientos negativos, no veremos nada que nos ayude a salir de ahí. Y esto es muy peligroso.
            Muchos caemos una y otra vez, no encontramos salida a nuestros problemas, luchamos, nos cansamos, volvemos a caer. Son malos tiempos. Pero dentro de nosotros está la fuerza para resistir y salir de donde estamos. Si llegamos a tener constantemente pensamientos negativos y no luchamos por cambiarlos podremos acabar como ésta señora que se encuentra sin fuerzas en un agujero y salir de ahí, es muy difícil, puede llegar a ser mortal.
            Pregúntate cada mañana, ¿Qué puedes hacer?
Si nos hacemos esta pregunta cada mañana, ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra situación?, esto , además de ayudarnos a encontrar soluciones, nos evitará caer en enfermedades y callejones sin salida.
            Siempre podemos hacer algo por nosotros y por los demás.

Bss.

Asun.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s