Todo va bien. Tengo miedo.

 

Mi último artículo “Como conservar el optimismo”, trataba sobre la ansiedad, preocupación y enfermedad que podemos llegar a contraer cuando no sabemos que hacer ante las situaciones negativas que nos suceden en la vida.
            El problema es cuando nos preocupamos cuando todo va bien.
            A veces cuando salimos de una etapa de nuestra vida en la que nos hemos encontrado bastante mal, hundidos e incluso un poco perdidos, y empezamos a darnos cuenta que nuestra felicidad está ya muy cerca o casi justo al lado nuestro, pero aun miramos de reojo por si falla algo, no disfrutaremos de los buenos momentos.
            La vida es inestabilidad continua, subimos y bajamos, reímos y lloramos, a veces somos felices y a veces sufrimos. Si sabemos esto, podemos aprender a ser pacientes cuando todo va mal, porque sabemos que las cosas cambiaran a mejor, pero sobre todo, si vemos que las situaciones están empezando a sonreírnos, por favor, disfrutemos eso, y no tengamos miedo, el miedo en estas situaciones es innecesario y puede llegar a paralizarnos y a no dejarnos disfrutar de lo bueno que nos pase. Puede que dure poco, pero puede que dure mucho, nunca se sabe, así que lo mejor es disfrutarlo.
Mejor vivir sin miedo.

Bss.

Asun.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s