EL CRISTAL CON EL QUE MIRAS

El cristal con el que mirasCuado fue la última vez que te preguntaste: “¿qué quiero hacer con mi vida?”, ¿hace poco?, ¿hace mucho?, ¿Nunca???!!….

Si tu respuesta, que espero que no, es nunca, déjame decirte que ya es hora de empezar a hacerlo.

Para aquellos que hace mucho que no se hacen ésta pregunta, por favor, párense un momento a reflexionar y a empezar a mirar las cosas desde otra perspectiva, al fin y al cabo, éste mundo no es de una forma u de otra, es como cada uno lo ve, y esto es una realidad. Mira por ejemplo, porqué lo que para uno es una desgracia para otro es una oportunidad, o donde uno ve el vaso medio vacío otro lo ve medio lleno. La vida, como todo, es según  con el cristal por donde se mire.

         Os voy a poner un ejemplo, una anécdota que recuerdo con mucho cariño y me hace soltar una sonrisa cada vez que viene a mi mente. Esto es real: Hace ya unos años, en uno de mis primeros trabajos,  en ventas, tuve una compañera con la cual cogí cierta amistad durante el tiempo que duró la campaña, la cual conoció a un chico del que se enamoró, comenzaron a salir, pronto empezaron a vivir juntos  y ya una vez terminado la relación laboral, seguimos viéndonos durante un tiempo, pero ya perdimos el contacto definitivamente.

         Este chico era totalmente bizco, esto no tiene más importancia que la que se le quiera dar ya que todos tenemos algo. La cuestión es que cuando ella lo conoció no paraba de hablarme de él, mi niño “ parriba”, mi niño “pabajo”, mi niño, mi niño, …cuando le vi por primera vez, me sorprendió que ella no me hubiese comentado ése detalle, que vuelvo a repetir no tiene mayor importancia, pero hablaba tanto de él que podría haberme comentado algo al respecto. Nunca me dijo nada.

         Yo , curiosa que soy por naturaleza, un día me atreví a comentárselo, le dije:- tu niño mete un ojo ¿no?, respuesta inmediata de ella, -que va Asun, lo que pasa es que es muy tímido…….

Después de ésta respuesta, ya no tuve más que decir.

Es que ella, realmente pensaba que era tímido de verdad, decía que cuando hablaba con alguien como le daba un poco de vergüenza rodeaba la vista hacia los lados para no fijar la vista en los ojos de la otra persona!!, esa era su opinión, la mía ese chico era bizco.

 

         Bueno, yo sigo aún riéndome cada vez que lo recuerdo. Como veis, no hace falta empaparse libros de sabiduría ni de filosofía  para entender que la vida no es de otra forma que con el cristal con que lo miremos (nunca mejor dicho).

         Así que ahí donde ves obstáculos, deficiencias, problemas, todo puede cambiarse con solo quererlo.

Esta crisis nos ha afectado a todos bastante, todos estamos pagando sus consecuencias en mayor o menor medida, pero está ahí y eso es real, y para cambiar las cosas solo puedes contar con tus posibilidades, que como ser humano, déjame decirte que son infinitas. Piensa  y actúa. Quiérete un poco más, lucha por tus sueños, tus objetivos, tus metas y veras que poco a poco y a medida que lo vayas consiguiendo el cristal por donde mires se llenará de color.

 

Te deseo de corazón que lo hagas.

 

Un abrazo.

 

Asun

Anuncios

4 thoughts on “EL CRISTAL CON EL QUE MIRAS

  1. Ole. Me ha encantado, sobretodo la inyección de moral que pones al final. Si tienes un sueño y lo ves claro…Ve a por el. Saludos. Me ha gustad….Donde uno ve problemas otro nota la diferencia.

  2. Pues sí, esto de los cristales a mí me tiene mareado, normalmente empezo el día que ni cristal ni “ná”, vamos que no veo nada claro hasta el segundo café, esta ración extra de cafeina me deja ver con los cristales claros y todo tiene solución, a luchar y a entender a los demás en su lucha, hasta el medio día, que después de comer me entra la morriña y vuelvo a estar usente con cristales opacos que nadie me hable ni me llame, mal momento para despertar a la fiera ciega que llevo dentro, de nuevo un café y gafas de colores hasta el día siguiente.
    Con esto quiero decir que las cosas que me suceden durante el día pueden tener distinto prisma según mi estado de ánimo, e incluso cambios de opinión sobre un mismo tema, dependiendo de cuando acaezca, curioso en mí esto de las gafas de colores caleidoscópicas jajajaja. menos mal que sé recapacitar (dependiendo de la hora que sea claro…)

    1. Para saber decidir, tomar una decisión…., lo mejor es tener presente tus valores. Sabiendo cuales son tus valores, sabras como opinar por si dudas. Es algo que se puede saber más o menos, lo mejor es el autoconocimiento, una vez que profundizamos en nosotros mismos y sabemos que es lo que queremos, lo que nos sobra lo que nos falta….podras formar una opinión concreta y sin necesidad de modificarla.
      Un abrazo.
      Asun.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s